FAQ

Gracias a las herramientas de simulación se trabaja en un entorno que permite analizar la dinámica del almacén bajo diferentes condiciones de actuación o en distintos supuestos operativos.

La simulación previa a la implantación es necesaria pero no indispensable, es decir, es muy recomendable. Servirá para saber con mucha exactitud los movimientos de material, tiempos, recursos necesarios,… Aunque en la actualidad la instalación rinda correctamente, lo interesante es que lo haga según la previsión de crecimiento.

En almacenes automáticos es muy recomendable ya que a la hora de diseñar una instalación compuesta por elementos automáticos, la aplicación de técnicas de simulación facilita la puesta en marcha del proyecto, la evaluación de alternativas, la predicción del comportamiento del sistema o la comparación del rendimiento según diferentes opciones.

Además, a través de la simulación es posible analizar si existen cuellos de botella en el almacén.

Existen multitud de bibliotecas de dibujos, con los elementos más habituales de un almacén dibujados como bloque a escala real. Dichos bloques se pueden insertar directamente en el plano de planta o alzado para una representación fidedigna del tamaño real del equipamiento.

Si juntamos el concepto de ingeniería con el de consultoría logística, nace el concepto de gestión integral logística. El valor añadido se puede resumir en un solo objetivo: rendimiento operativo y presupuestario.

Engloba todos los servicios basados en el conocimiento experto de las metodologías. Trabajamos desde el conocimiento profundo de las necesidades de los clientes (insights) hasta la implantación de los nuevos conceptos generados.

Es la línea de negocio orientada a optimizar sus procesos de trabajo y flujos de material, incrementando la productividad del proceso y mejorando la calidad de la gestión. Se trata de un servicio totalmente adaptable a las necesidades de su empresa, integrando personas, aplicaciones y procesos.

Cualquier proveedor puede ser capaz pero hay que tener claro que solo bajo las premisas del producto del que dispone. En los proyectos automáticos de almacén es muy importante la experiencia previa.

Es fundamental conocer el tipo de producto a tratar en cada caso y para ello Movint plantea al cliente varios proveedores plenamente capaces de cumplir con sus necesidades.

Para cada caso de estudio Movint propone proveedores capaces y experimentados en el mismo sector según las características específicas de cada empresa (sector de actuación, volumen de trabajo, flujo de materiales, superficie de almacenaje,…).

Para escoger correctamente un sistema de gestión informática de almacén hay que tener claro frente a que tipo de proyecto nos encontramos.

En los proyectos de reintegración o ampliación es plenamente recomendable utilizar el mismo software que ya se tenía para asegurar el pleno funcionamiento de todo el sistema informático sin necesidad de hacer grandes ajustes.

En los proyectos de nueva implantación es necesario conocer el cuaderno de capacidades de carga del almacén a diseñar y posteriormente cada fabricante de software muestra si puede cumplirlos o no. Movint, una vez analizados los diferentes sistemas de gestión informática, se los presenta al cliente y es este finalmente el que acaba escogiendo según sus criterios.

La externalización de los servicios logísticos u outsourcing, se ha convertido en una de las áreas de negocio más importantes en el campo de la logística. La externalización de los servicios logísticos permite a las empresas que externalizan o subcontratan tales actividades centrarse únicamente en lo que realmente les importa y que no es sino su área de negocio principal o core business.

Las razones que pueden llevar a una empresa a externalizar sus servicios logísticos son diversas y, abarcan desde la reducción de costes, la mejora en la calidad del servicio prestado al cliente final, la flexibilización de sus plantillas, o bien, poseer una mayor capacidad de reacción en el mercado ante los cambios que puedan producirse como son los desajustes en la demanda de los consumidores y, que siempre debe conllevar una rápida reacción en las áreas de producción y logística de una empresa.
Nuevas preguntas:

  • ¿Cómo escoger entre un escenario convencional o un escenario automatizado?
  • ¿Cuándo quedará obsoleto mi almacén?
  • ¿Es completamente necesario el mantenimiento del sistema logístico?
  • ¿Peculiaridades del sector de la alimentación en lo que a logística se refiere?
  • Quiero optimizar el funcionamiento global de mi almacén. ¿Por donde empiezo?
  • ¿Pueden aparecer fallos en un sistema completamente automatizado de almacenaje?